Saltándome las normas.

La vida me ha enseñado que siempre hay una excepción que confirma la regla.

Que aquel tren que sólo se podía coger una vez, volvió una segunda y, en cambio, que aquel cartero que siempre llamaba dos veces, ese día sólo lo hizo una.

Que a quien madruga, Dios no tiene porqué ayudarlo y que tres pueden ser compañía y dos, en ocasiones, multitud. Que hablando, no siempre se entiende la gente, y que quien calla, muchas veces, tampoco otorga.

Que lo bueno si es breve no tiene porqué ser mejor y que los buenos perfumes, a veces, también los venden en tamaño grande. Que te puedes arrimar a muchos árboles y que ninguno te cobije y que viendo con quién vas, no tienen porqué saber quien eres. 

Que los bichos malos, también se mueren y que el que se pica tiene más cosas que comer aparte de ajos. Que los buenos entendedores, a veces, no sólo se bastan con pocas palabras y que se puede arriesgar y no ganar.

Que el amor también puede ser a segunda vista y que lo que duele no siempre cura. Que el que la sigue, no tiene porqué conseguirla y que el tiempo no siempre pone a cada uno en su sitio.

Pero las reglas, eso sí, siempre están para romperlas. 

Anuncios

Un pensamiento en “Saltándome las normas.

  1. Inquieto,sincero,distinto,peculiar…recibes pero siempre das…amigo,transparente,luchador,único… gracias por el camino que hasta ahora hemos recorrido juntos!!!

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: