Dicen que dicen. Sin escuchar lo que dicen.

Con el paso del tiempo son tantos los “según dicen” que  nos toca escuchar que llega un momento en el que toca analizarlos, sopesarlos y darles alguna que otra vuelta.

Según dicen todas las historias, sean de lo que sean, siempre tienen un fin. Pues yo, ese fin, a día de hoy me niego a aceptarlo porque las historias, como la energía, no acaban, sólo se transforman. La historia de un amigo que forma parte de tu vida no se acaba. Tu amigo puede dejar de serlo pero eso no quiere decir que deje de existir. Pasará a ser enemigo, conocido o alguien del todo indiferente pero ahí seguirá, la historia de tu examigo, ahora conocido, enemigo o indiferente. Una historia de amor nunca se termina. Puede seguir siendo la historia el amor que siempre recordarás, haberse convertido en la historia de un ex insoportable o en la de la pareja de tu vida. La historia de un enemigo tampoco termina. Con el tiempo puede ser la de un nuevo amigo, seguir siendo la de un enemigo o por el contrario la de “aquel con el que tan mal te llevabas”.

Según dicen, nadie es perfecto, pero para variar, yo tampoco estoy de acuerdo. Sí hay gente perfecta. Hay personas tan perfectas que son sus propias imperfecciones las que los hacen perfectas. Porque hasta las equivocaciones pueden ser del todo perfectas, porque los errores pueden llevarse a cabo con la perfección más absoluta y las caídas que sean justamente así, caídas completamente perfectas.

Según dicen, el tiempo pone a cada uno en su sitio pero yo no sé dónde está ese sitio, cómo se llega, ni tan siquiera cómo saber cuando estás allí así que de momento esto también lo descarto.

Según dicen, segundas partes nunca fueron buenas pero a mí hay continuaciones que me gustaron más que los inicios porque la experiencia siempre cuenta y eso cambia las cosas.

Según dicen, no hay dos sin tres pero yo sólo tuve una primera comunión y en mi cuerpo hay dos únicos pies así que como es imposible comulgar dos primeras veces y parece improbable que me salga otro pie, de momento, queda desechado.

Después de tantos dicen, me toca a mí decir algo: Nunca me gustaron los dichos porque según “dicen” nadie conoce a aquellos que “dicen” todas esas cosas.

@AngelLudena

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: