Ausencias.

Veo fotos, miro fotos viejas, y no tan viejas, las miro una y otra vez. Intento agarrarme a ellas porque creo que si cierro los ojos y pongo todas mis ganas, podré revivir de nuevo los momentos que esa tinta y ese papel reflejan en tan poco espacio, momentos que a día de hoy son irrepetibles.

Cae una lágrima, tal vez dos, quizá cientos de ellas, y caen por un único motivo, porque los echo de menos. Siempre es fácil dar la bienvenida a alguien a tu vida, porque no hay nada más fácil que dar la bienvenida a la vida. Despedirse, en cambio, es muy complicado, tan complicado como injusto. A casi todos nos falta gente. Casi todos hemos visto como algunas de esas personas que eran imprescindibles en nuestra vida han tenido que dejar de formar parte de ella. No es tu decisión. Tampoco la suya. Es la vida quien decide. Una vida que es muy difícil entender.

Se fueron demasiado pronto y es que para nosotros siempre es demasiado pronto. Podrían pasar miles de años, cientos de momentos y miles de encuentros que para mí, para ti y para todos, serían insuficientes. Se fueron y eso no hay nadie que lo pueda cambiar. Lo aceptamos, o al menos, lo intentamos y nos conformamos. No nos queda otra y es que quedar, sólo quedan los recuerdos. Unos recuerdos que ayudan, claro que ayudan pero que muchas veces, quizá demasiadas, no nos valen. No nos valen porque necesitamos escuchar esas palabras que tanto nos reconfortan, recibir ese consejo que necesitamos,oír de nuevo esa voz de la que tanto nos acordamos, comer esa comida que nadie más hacía, sentir esa mano que siempre nos agarraba, recibir esos besos que nunca faltaron y tener ese abrazo que tanto echamos de menos. Es recordar esos momentos y aparecer en mí una extraña sensación. Contradictoria, por un lado. Lógica, por otro. Con estos recuerdos, siempre me sale una sonrisa. Una sonrisa acompañada de unas cuantas de esas lágrimas que cuando se trata de ellos nunca se gastan. Una sonrisa por recordar esos momentos que tan felices nos hicieron, unas lágrimas al darnos cuenta de que lo fueron pero que ya nunca volvieron. Es injusto. Muy injusto. Es entonces cuando me planteo muchas cosas, es entonces cuando me pregunto: ¿si el mundo es tan grande por qué no cabemos todos?. En mi casa caben. En mi casa tengo hueco para ellos. Sé que en la vuestra también les harías un sitio a los que os faltan, de eso estoy seguro.

Siempre nos dicen lo mismo, que ahora están mejor. Lo sé, sé que en el fondo lo están. Sé que siempre están conmigo. Pero hay una cosa que no me creo. No me creo que ellos no nos echen de menos, no me creo que ellos nos vean y no quieran abrazarnos, no quieran sentirnos de nuevo, no quieran tocarnos la cara y secar esas lágrimas que no paran de caer. No me creo que mi abuela me esté viendo y no quiera darme esos besos que tanto necesito, que mis abuelos me estén mirando y no quieran abrazarme una vez más y que una buena amiga que se fue demasiado pronto no quiera sentarse a mi lado para enfrentarnos al mundo de nuevo, para seguir luchando juntos.

Vivimos en un mundo en el que, por suerte, ante cualquier decisión injusta, no dudamos en levantarnos, juntos y unidos, como de verdad se consiguen las cosas. Es por eso por lo que a veces me pregunto, si todos estamos en contra de que se vayan, ¿por qué no nos ponemos en pie y pedimos que regresen? Porque no serviría de nada. Por eso es tan frustrante.

Vivimos sin decirnos cosas que nunca debimos callar, sin dar esos abrazos que son tan necesarios, sin agarrar esa mano de la que no querríamos separarnos y sin cuidar a todos los que nos rodean, a esas presencias que sólo valoramos cuando se convierten en ausencias.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: