Distancias.

Siempre hemos oído lo pequeño que es el mundo. El tiempo, en cambio, me ha enseñado que más que pequeño, es caprichoso.

El mundo puede presumir de tener la capacidad de única de hacer que dos distancias completamente iguales nos resulten absolutamente diferentes. En su momento, hablé de que no valorábamos las presencias hasta que se convertían en ausencias, pero ahora además, me he dado cuenta de que no sabemos lo importante que es la cercanía hasta que no nos pesa la lejanía.

No se si será porque tengo lejos a mucha gente a la que quiero pero lo cierto es que cada vez tengo más claro que, por mucho que el mundo se empeñe en que las distancias se calculan en kilómetros, yo estoy convencido de que no, de que las de verdad, se miden en sentimientos, en emociones y en un buen puñado de sensaciones.

Nunca nos gustó estar lejos de aquellos a los que queremos porque aunque lo intentamos asumir, aceptarlo y conformarnos, son muchas las veces en las que no nos basta con hablar con ellos durante horas, porque necesitamos tenerlos delante aunque sea un sólo instante, que no nos vale con que lancen besos porque queremos que nos los den, que los abrazos no se mandan, porque los de verdad, son los que se reciben y que no queremos que nos tiendan la mano cuando lo que necesitamos en realidad es que nos apriete esa que tanto de menos echamos.

A pesar de todo, el tiempo me ha confirmado algo que ya sabía, que puedes tener a alguien a escasos centímetros de ti y sentirlo a miles de kilómetros, completamente alejado, que puedes mirarlo y ver que no, que lo tienes a tu lado pero no te lo parece, que lo miras pero no lo ves, que lo oyes pero no lo escuchas y que te toca pero no lo sientes. Es difícil y, para muchos, absurdo pero es así, está comprobado que cuando faltan sentimientos, los centímetros son kilómetros, y los segundos más largos que muchas horas.

La experiencia, al contrario, me ha demostrado que puedes estar más lejos que el Sol y sentir a los que quieres a tu lado, que a veces con sólo mirar una foto puedes trasladarte a otro lugar aunque esté muy lejano, que cerrando los ojos estarás con quien tú quieres aunque la tierra se empeñe en separaos y que si pones todo tu empeño, los recuerdos, por muy pasados que estén pueden convertirse  en ese presente que tanto necesitas.

El tiempo avanza, la vida cambia y las comunicaciones mejoran a un ritmo perfectamente incontrolable. Gracias a eso, las distancias son cada vez más pequeñas y es que puedes ir de una parte del mundo a la otra en apenas unas horas y recorrerte la distancia entre el Polo Norte y el Sur, sin darte casi cuenta. El problema, en cambio, es otro, el problema viene con otro tipo de distancias, con aquellas que separan un recorrido que no sabemos cómo medir, con aquellas que separan el mundo que todos conocemos con aquel del que mucho se habla, pero poco se conoce. En ese caso, por mucho que duela, no queda otra que conformarnos y esperar, esperar a que algún día, sea cuando sea, inventen un avión, un tren o un barco cualquiera que llegue a ese sitio donde hay tantos que nos esperan, a ese sitio que desearíamos visitar si fuese con billete de vuelta.

Nos pasamos mucho tiempo al lado de gente que no nos transmite nada. Nos pasamos demasiado echando de menos a aquellos que tenemos lejos, a aquellos con los que nos gustaría compartir todos los momentos de nuestra vida, una vida en la que tanto nos faltan. Es difícil y puede que incluso injusto pero como siempre he pensado, esto también tiene su parte buena, porque no debemos olvidar, que sin distanciamientos, no existirían los reencuentros.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

2 pensamientos en “Distancias.

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: