Objetivo: Enamorarme.

Siempre me reía de la gente que se enamoraba. Siempre creí que era algo absurdo que volvía a los listos, tontos y a los tontos, más tontos aún.

Nunca terminé de entender que tenía el “amor” para que hubiese tantos enganchados a él. Nunca hasta que la vida, tan caprichosa a veces, decidió que era momento de callar, de dejar de hablar de las historias de todos para hacerlo de la mía propia.

Cuando menos lo esperaba, de forma completamente inesperada, conocí a alguien que en un tiempo récord se convirtió en fundamental en mi vida, alguien que se caracterizaba por incumplir absolutamente todas las normas que algún día hablando de amor, establecí confirmando así que las reglas estaban para romperlas. Me enamoré, para algunos porque quise, para otros porque me tocaba y para mí porque cuando el corazón hablaba, lo demás poco importaba. Pero no, hoy no toca hablar de alguien que ni lo merece, ni tan siquiera me apetece porque hay algo mucho más importante y es que me he dado cuenta de que quiero volver a enamorarme.

Quiero volver a levantarme buscando un mensaje de “buenos días” en la pantalla del móvil, ver como el tiempo triplica su velocidad al estar en compañía, hablar más de alguien que de mí, llevar puesta esa sonrisa absurda que a Sara tanto le gusta, escuchar a Yaiza y Sheila decirme “ole, ole, ole” a cualquier plan de acercamiento que se me ocurra, mirar unos ojos y ser incapaz de sostener la mirada, escuchar una canción cualquiera y creer que habla de mí, acostarme siendo feliz, levantarme con ganas de seguir siéndolo. Quiero volver a ver un sol enorme aun cuando la lluvia no deje ver nada, deshacer otra vez una cama sabiendo que se quedará a mi lado cuando se haya acabado, recibir un abrazo de esos que pueden con todo, pedir mil y una veces que el mundo se detenga, que el tiempo no pase, que la despedida se retrase. Quiero volver a tener a ese alguien todo el día en mente, a preguntarme dónde estará y con quién, si se acordará de mí tanto como yo, si sabrá lo que de verdad siento, si sentirá lo mismo, quiero volver a verlo todo bonito, que los problemas sean más pequeños y encontrarme a las alegrías detrás de cualquier rincón, que mis ojos recuperen ese brillo que tan pocas veces aparece mientras veo una y otra vez esas pelis de amor que sabemos de memoria. Quiero volver a creer en los finales felices, recuperar la esperanza de que esta vez sea diferente, jugármela por alguien sin miedo a perder, dejar de preocuparme por el futuro para disfrutar del presente, ser de nuevo de esos de los que de verdad sienten.

Una vez escribí algo que siempre había pensado, que siempre había tenido claro. La mejor forma de medir la intensidad con la que te gusta alguien es preguntarte: Si se presentase con una maleta y te dijese: ¡vamos!, ¿te irías sin preguntar a dónde?.

Quiero volver a tener la respuesta, quiero volver a creer que la tengo, quiero escuchar de nuevo un “te quiero” y saber qué responder dejando atrás el temor a equivocarme y no preocuparme más que de una cosa, de ser feliz el tiempo que sea, y es que, después de todo, no seré yo quien niegue que el amor duele, pero tampoco que en el fondo compensa.

¡Hazte fan en Facebook, sígueme en Twitter o suscríbete y recibe en tu email todas las publicaciones!

Ángel Ludeña.

Anuncios

2 pensamientos en “Objetivo: Enamorarme.

    • Me enamore sin buscarlo y se que cuando me vuelva a tocar me pillara por sorpresa. Prometo recuperar esa sonrisa algún día y como ya sabes yo siempre cumplo mis promesas 😉

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: