Todo el mundo tiene un EX.

No hay historias de amor sin EX de por medio.

Para muchos, los EX son esas personas con las que tuvimos una relación y con las que ya no la tenemos. Para mí, en cambio, el término EX es mucho más complejo. Puede que sea por mi falta de triunfos en cuanto a amor se refiere o porque mi edad aún no me ha permitido conocer eso que muchos llaman estabilidad, relación de pareja o noviazgo en condiciones, pero lo cierto es que de las historias de amor que he vivido, conocido e incluso de las que he escuchado hablar, prácticamente todas han terminado en ruptura.

Cuando se produce una ruptura pierdes una relación de amor y ganas un EX, tan sencillo como eso, o quizá, tan complejo. Han sido muchas las veces que he escuchado hablar de esas rupturas amistosas, esas en las que ambas partes eligen acabar con una historia que ya no les lleva a ningún sitio.  Mucho he oído sobre eso, pero ha sido muy poco lo que he creído porque para mí, en una relación, lo reconozcan o no, siempre es uno quien decide poner punto y final, si la otra parte se lo toma mejor o peor, es algo independiente, pero acabar, lo que se dice acabar, es sólo uno el que acaba por eso nunca entendí las rupturas a medias porque para mí, una vez acabada la historia, sólo te quedan las siguientes opciones.

Si eliges olvidar, alejarte e intentar superar esa historia que nunca te hubiese gustado acabar, tendrás una tarea complicada. Estar lejos de alguien por quien todavía sientes es difícil, estar cerca de quien por ti ya no siente, es muy duro. Los primeros días son difíciles. Los segundos, también, pero poco a poco, sin que te des cuenta, mejoras, valoras lo que tienes y olvidas lamentarte por alguien que ya no te tiene presente. Tu actitud respecto al mundo en cuanto a tu EX, será clara, evitarás contacto alguno, saber de su vida y que sepa de la tuya porque aunque parezca que no, hay veces en las que “ojos que no ven, corazón que no siente” y tu sentir, terminarás por no sentir nada ya que la indiferencia respecto a alguien así, siempre fue la mejor elección.

Si decides vender una amistad con tu EX, tendrás un doble trabajo que, compensar, compensa poco. Hablarás mucho de lo bien que os va, de lo acertado de vuestra decisión e incluso de la alegría que te produce que tu EX conozca a otras personas. Mentira. Sí, mentira. Nunca me creí en estas historias y no será ahora cuando lo haga y es que es escuchar a esta gente hablar y pensar,si estabais tan bien, ¿por qué os separasteis?. Esta opción intermedia siempre termina por caer hacia alguna de las otras dos, porque cuando se trata de un EX, las medias tintas nunca valen.

Si te decantas por la última opción, será por la de odiar, destruir y fastidiar por fastidiar. Suele ser consecuencia de una relación previa muy difícil con una ruptura de todo menos tranquila y con alguna que otra persona que está demasiado entrometida. Pasarás más tiempo pensando en tu EX que en ti mismo, planeando destruir su vida mientras también lo haces con la tuya. Ante el mundo lo atacarás hasta la saciedad, le desearás cualquier crueldad y venderás una aparente felicidad dentro de tus ansias de destrucción. Si hay algo que he aprendido de esta elección es que perjudicar a alguien por quien todavía sientes es tirar piedras sobre tu propio tejado, por eso lo mejor es no odiar, que odiar, al fin y al cabo, es sentir y si tu EX se ha portado tan mal como crees, no se merece que sientas absolutamente nada.

Una vez dicho esto, debo reconocer que a mí la única que me funcionó fue la primera, lo que no quiere decir que no haya probado la segunda y tercera, aunque hay algo que tengo que corroborar, aquí santos no somos ninguno. Las nuevas adquisiciones de tus EX serán criticadas hasta la saciedad por ti y por tus amigas, su aparente felicidad te podrá incluso molestar y su recuerdo, muchas veces, pesar, pero siempre nos quedará el consuelo de que no estamos solos en esa dura tarea y es que, queramos o no, todo el mundo tiene un EX.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: