Yo creo en ti.

Nos pasamos la vida buscando explicaciones a cosas inexplicables, justificaciones a hechos injustificados, respuestas a preguntas que no la tienen.

Nadie sabe de qué están hechas las nubes, cómo apareció el Sol, de dónde venimos y a dónde vamos. Nadie sabe esto pero muchos se empeñan en descubrirlo. Hay quien cree en Jesús, quien prefiere a Budha o quien se queda con eso que ahora está tan de moda, con esa cienciología de la que Tom Cruise presume allá donde va. Hay quien busca la respuesta en una energía que nadie sabe de donde viene, en una reencarnación de la que poco conocen o en cualquier libro del montón que con ser antiguo adquiere seriedad y garantías.

Siempre he pensado que la respuesta a todo no es más que una mezcla de teorías descabelladas, un conjunto de todas estas, porque nadie tiene la razón al completo, nadie tiene nunca todas las respuestas, por eso, aunque creo que por encima de nosotros tiene que existir algo más, yo he decidido que a falta de comprobar, me quedo con algo de lo que tengo la eficacia asegurada, yo he decidido que creer, creo, pero que yo ahora creo en las personas.

A lo largo de mi vida me he encontrado con mucha gente, aunque nunca demasiada, porque después de un tiempo he descubierto que todos los que pasan por nuestra vida dejan una huella que nos enseña, una huella que mejor o peor, nos hace ser como somos, con fallos y virtudes, pero siendo nosotros mismos.

En ese camino largo y corto a partes iguales, me han decepcionado muchas veces pero sé que hay personas que nunca lo harán, me han mentido demasiadas, pero creo que habrá quien siempre me diga la verdad. Me han hecho daño pero siempre habrá alguien dispuesto a curarme al igual que por mucho que me hayan empujado, tendré a quien me ayude a levantarme. Me han traicionado cuando menos lo esperaba, pero todavía hay de quien nunca esperaré eso porque aunque muchos no me quieran, habrá quien sí lo haga. Me han echado de sitios a los que nunca pedí entrar pero siempre habrá otros que me den mi lugar y aunque me han despreciado puede que sin merecerlo sé que tendré a quien sepa valorarme aun cuando no lo merezca. Me han robado la sonrisa tantas veces que no recuerdo cuantas pero estoy seguro de que habrá gente dispuesta para ayudarme a recuperarla y aunque me han roto el corazón cuando nadie lo creía, sé que siempre tendré a alguien que recoja los trocitos para formarlo de nuevo.

En mi vida he tenido tantas caídas como remontadas y he conocido a personas que por momentos lograron que perdiese la fe en ellas pero por suerte tengo a mi alrededor a los suficientes como para recuperarla por eso, aunque para muchos no sea más que un soñador, creo en el amor para siempre, en la amistad de verdad, en los besos en cualquier lugar, en los abrazos sin más y en esas historias a las que nos negamos a ponerle un final. Por todo esto y mucho más, yo creer, creo, por eso, creo en ti.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: