Jugando a ser mayores.

No sé para que te escribo sin querer escribirte, porque te recuerdo si decidí olvidarte. Puede que ser el frío polar del que me separa una ventana con un gran cristal, quien ha decidido que esta noche tocaba recordar la partida más larga del juego más difícil. Yo no te propuse jugar a ti, tú tampoco a mí, tal vez fuera la vida la que eligió por nosotros, por un nosotros que ya ni siquiera existe.

La partida empezó demasiado tarde para mí, demasiado para ti, demasiado para nosotros, aunque quizá demasiado pronto para el resto. Sin darme cuenta, o tal vez justo al contrario, me vi con una ficha en un tablero, un color que ni tan siquiera había elegido, un inicio que me había perdido. Tú ya jugabas cuando yo pensaba que aún ni te incorporabas, yo no movía, porque parecía que el juego se detenía. Estaba leyendo las normas que yo mismo escribí cuando vi que el GAME OVER ya estaba allí, que la partida acababa cuando ni siquiera estaba empezada. Iba a abandonar, a tirar la ficha a cualquier otro lugar, a iniciar otras partidas o a olvidar la partida sin final. Fue levantar la vista para finalizar y volverla a agachar, fue una ficha que se movía sin cesar en un tablero que no dejaba de girar.

Tiraba los dados sin saber lo que buscaba, me comía fichas sin parar, encontraba labios que besar, pero nunca tu ficha, pero nunca tus labios, unos que por mucho que fuera detrás, nunca alcanzaba, estaban demasiado alejados. Busqué jugadores amigos y me fui ganando enemigos casi a la vez. No sabía si quería jugar pero jugaba, no sabía si debía pensar, por eso no pensaba. No miraba las casillas que me correspondían, las que estaban ocupadas o las que tenían una penalización señalada. Saltaba sin parar, movía sin planear, te quería alcanzar y lo hice, te quería tener y te tuve.

Llegué a tu casilla, me junté contigo y creí que desde allí jugaríamos juntos. Te di mis trucos, te conté mis tácticas, te uní a mi bando sin preguntar a nadie, sin importarme ninguno de esos aliados en esa partida que aun no acababa. Juntamos fuerzas y seguimos jugando, jugando a ser mayores, jugando a poder con todo, a planear sin pensar, a pasear por cualquier lugar, a avanzar sin saber a donde, a besarnos sin parar, a hacer todas las casillas nuestras, a hacer de mi vida y la tuya, una nuestra. La partida estaba ganada, la competencia casi derribada, la sonrisa en nuestras caras, la realidad, muy alejada. Pasé del juego, no necesitaba ni mirar el tablero porque tenía la táctica cuadrada, no necesitaba prepararme para ganar, porque ya estaba preparado.

Un giro inesperado, una ficha que ya había olvidado, muchos pasos adelantados, un dado que daba números muy altos a quien no debía, unos que apenas salían si era yo quien lo movía. No hubo tiempo de reaccionar, la partida volvió a cambiar, mi bando amigo seguía conmigo, tú supongo que contigo. Yo estaba fuera de juego, tú más dentro que nunca, yo no sabía cómo seguir con una partida que ya no era más que tuya. Lo pensé, planifiqué y retrocedí. Cambié posiciones, estrategias y miles de planes. Avancé despacio, el dado no me ayudaba, tú no sé ni donde estabas. Me retiré, cedí y me fui con una partida que estaba perdida, una partida de un juego del que ya no quería formar parte.

Una retirada a tiempo siempre fue una victoria, la mía, en cambio, ni fue a tiempo ni fue victoria, la mía fue tarde desde el principio, la mía no me llevaba a ningún sitio. Ahora, ya no quiero jugar, ni contigo, ni a ese juego, dejé atrás los tableros inmensos cargados de sentimientos porque yo he decidido que sentir, siento yo, y no mis fichas, que mis fichas jugarán pero no así, que ellas ya tienen bastante con jugar un parchís.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: