Dime siempre la verdad.

Hay quien dice que la verdad y la mentira es relativa. Es mentira. La verdad es la verdad y la mentira, más o menos clara, es la mentira.

Siempre he sido muy sincero, en ocasiones, puede que demasiado y es que nunca me gustó mentir, tampoco supe cómo hacerlo, al menos con los demás, porque cuando se trataba de mentirme a mí mismo, lo conseguía o eso creía. Con el paso del tiempo, he ido comprobando que eso que nos enseñan de pequeños de que hay que decir siempre la verdad, no es más que una mentira más.

Nos pasamos la vida rodeados de mentiras, de gente que miente, de nosotros mismos, que antes o después, también mentimos.  Han sido muchas las veces en las que he oído hablar de unas mentiras llamadas piadosas, de unas verdades consideradas a medias, pero yo siempre he creído que cuando se trata de mentir, nunca hay un poco de verdad en lo que dices, cuando se trata de decir la verdad, no puede haber ni un solo rastro de falsedad. También he escuchado eso de que hay veces en las que es mejor una mentira piadosa antes que una verdad al completo. Puede que sea porque mi edad aún me concede una visión utópica de la vida, o porque valoro demasiado la verdad por encima de la mentira, pero hasta ahora, y después de escuchar muchas mentiras, prefiero que, aunque me duela más, me digan siempre la verdad.

No quiero que me digan que estarán conmigo siempre, si ya están pensando en irse a un lugar en el que yo no tengo cabida, porque prefiero asumir la verdad y empezarlo a superar, que vivir mucho tiempo creyendo una mentira. No quiero que estén con muchos y me digan que sólo están conmigo, porque prefiero asumir que soy el número de una lista demasiado larga antes que buscar mi puesto en un podium que está de sobra ocupado.

No quiero que me digan que soy su mejor amigo, si lo soy yo y diez más, porque prefiero ser un amigo sin más, que creerme superior al resto cuando hay mejores amigos detrás de cada esquina. No quiero que me digan que hago las cosas bien cuando me equivoco sin parar porque prefiero escuchar la verdad y empezar a mejorar, que quedarme con una mentira y no poder arreglar esos errores que todo el mundo comete. No quiero que me digan que me quieren, si ni tan siquiera saben lo que quieren, porque prefiero centrarme en querer yo, que escuchar lo que quiero sin hacer caso alguno a la razón.

Dicen que mentir es el camino fácil, yo en cambio lo considero el más difícil, porque la verdad, por mucho que duela, a la larga, siempre compensa por eso te pido que puesto a decirme algo, dime siempre la verdad.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

2 pensamientos en “Dime siempre la verdad.

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: