Mi canaria favorita.

Captura de pantalla 2012-12-17 a las 01.55.17

Me caíste tan mal cuando te conocí que si me hubiesen dicho que tanto tiempo después estaría escribiendo esto, no me lo habría creído. Siempre he defendido que tengo buen ojo con la gente, que me basta con mirar una vez para saber si esa nueva persona a la que acabo de conocer, merece la pena o, por el contrario, es alguien de quien lo mejor es pasar. Me equivoqué. Sí, aunque a veces me cueste reconocerlo, yo también me equivoco.

Recuerdo que estabas sentada al lado de Yaiza, que eras pequeña y gruñona, que nada te parecía bien, que no parabas de quejarte. Recuerdo que pensé que eras completamente insoportable. Estabas enfadada con el mundo, con un mundo que te había alejado de tu madre cientos de kilómetros, con un mundo que te había separado de tus amigos, otros tantos, con un mundo que no entendías, que sentías que a ti no te quería.

Había una cosa que me molestaba mucho de ti, que creyeses que eras la única que lo estaba pasando mal, la única que no tenía a nadie en quien agarrarse, la única que lloraba por las noches echando de menos a quien no estaba y pedía un poco de esa felicidad que parecía que te tenía olvidada. Lo que realmente me molestaba es que no te dieses cuenta de que yo estaba igual, de que yo echaba de menos a mi madre a cada instante, recordaba a mis amigos día tras día y tan sólo pedía encontrar a alguien que me entendiese. Tú me hubieses entendido porque yo también lo habría hecho. Poco a poco, cambiaste de actitud, te fuiste encontrando a ti misma en una ciudad demasiado grande donde tan pequeños nos sentíamos y fuiste siendo un poco más feliz, compartiendo con nosotros tus problemas y dejándote conocer por gente que como yo, quería conocerte.

En poco tiempo, hemos vivido mucho y muy bueno, he sabido lo que era acurrucarme en tu brazo en largas mañanas de clase, viajar contigo en un avión en el que nos mandaron callar durante todo el trayecto y el disgusto que supone no encontrar Nutella ni ron en Portugal donde además perdiste horas y horas en explicarle a los guiris cómo nos tenían que hacer aquella foto porque si tú te empeñas en algo, a cabezona no te gana nadie.

Puede que en los últimos meses nos hayamos distanciado, que la vida haya decidido separarnos un poquito más de lo que nos gustaría, pero sé muy bien, que nos veamos más o menos, si te necesito estarás y si me necesitas, estaré, porque aunque no te lo diga mucho, en mi vida tienes un hueco fundamental que te has ganado siendo tú, siendo esa amiga a la que culpamos de haberse vuelto un poco “señora”, esa que pregunta mil veces todo para luego hacerse así misma su propia versión, la que es muy tranquila aunque ella diga que “coge nervios”, la que no pilla el autobús, sino la guagua, la que se sonroja al hablar de sexo y colapsa el whatsapp la noche antes de un examen.

No necesito contarte, porque ya lo sabes, que durante mucho tiempo odié tus islas, odié Canarias, las culpé de algunos de mis problemas, de convertirse en el sitio donde se encontraba el bando enemigo en una guerra muy difícil, de ser el lugar donde se refugiaba a quien en su momento eché de menos aunque ahora eche de más. Tú eras en el único motivo porque el perdonaba a Canarias todo el daño que me había hecho, por el que ahora, tiempo después, pisaría sin ningún problema la arena de esas playas que tanto recuerdas, el suelo de ese sitio en el que el reloj nunca se enfría, el que vió crecer a alguien fundamental en mi vida porque tú, lo creas o no, siempre serás mi canaria favorita.

Felicidades María, ya sabes que te quiero, aunque no siempre te lo diga.

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

Un pensamiento en “Mi canaria favorita.

  1. HUY QUE BONITO.YA ME CAIAS BIEN ANTES DE LEER ESTO ,PERO AHORA ADEMAS TE HARE UN HUECO EN EL LUGAR DONDO TENGO MIS AMIGOS.SOLO HAY UNA FORMA DE CONQUISTAR . MI CORAZON Y ES QUERIENDO A MI NIÑA. OBLIGALA A SONRREIR CUANDO EN SUS OJOS SOLO HALLA LAGRIMAS TENER AMIGOS ES EL REGALO MAS GRANDE QUE NOS DA LA VIDA.UN BESO MUY FUERTE VIVE SOLO PRESNTE

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: