Ana.

IMG_1241

Nunca he hablado de ella pero tengo que reconocer que tenía muchas ganas de que llegase este momento por eso hoy, en este preciso instante, he decidido que quiero escribir de mi hermana, de mi querida Ana.

Cuando nació yo tenía sólo 3 años por lo que recordar, lo que se dice recordar, no recuerdo mucho pero sí sé que estaba sentado en la cama de mis padres mirando un marco de fotos cuando me dijeron que acaba de tener una hermana, que a partir de entonces me tocaría compartir la casa. Pequeñita, con una cabeza llena de pelo negro y la cara redondita, casi no lloraba y decían que se parecía a mi padre, algo que no venía mal que yo físicamente y sí, emocionalmente, siempre fui más de mi madre.

Pocos años después, cuando yo tenía 7 y ella 4 tuvimos que hacer frente a “mi batalla más difícil” donde se convirtió sin saberlo en el verdadero gran ejemplo de todo aquello. Mi madre, mi padre y absolutamente toda mi familia tenían que estar conmigo entre las paredes de un hospital mientras ella, sin levantar dos palmos del suelo, tuvo adaptarse a una situación injusta para todos pero sobre todo para ella. Sus padres lejos, su hermano enfermo y ella creciendo, madurando y demostrando a todos que era aún más especial de lo que ya sabíamos.

Aquel tiempo fue muy difícil, ella jamás se quejó y se dedicó a convertirse en mi fiel compañera en casa y por supuesto en vida. Recuerdo cómo la mandaba a mi habitación a cogerme cosas cuando yo no podía ni levantarme del sillón, cómo la llamaba para que encendiese la luz del salón, cómo la obligaba a acompañarme a todos sitios porque me daba miedo ir solo y cómo le quitaba la parte de la bruja en las películas de Disney y es que, aunque a mi me asustaba, era la parte que a ella más le gustaba. Siempre fue más valiente que yo porque siempre fue la más valiente. Nunca se lo he dicho pero que ella estuviese ahí, conmigo, fue completamente imprescindible para que pudiese derrotar a una puta enfermedad que se creía invencible.

Los años de después los pasamos peleando más que hablando y discutiendo prácticamente por todo, quién tenía el mando, qué se veía ese día y la comida que se comía, pero eso cambió y con mi llegada a Madrid descubrí lo que la echaba de menos, la falta que me hacía cerca, lo importante que era tenerla al lado en los momentos buenos y también en los malos. Desde entonces nuestra relación es estupenda, hablamos mucho más que antes, no tenemos secretos y estamos más cerca que nunca aunque yo haya abandonado la habitación que tenía al lado de la suya, no esté para explicarle en un minuto las tramas de la serie del momento, para desayunar, comer y cenar delante de ella, y para discutir sobre un tema cualquiera, porque hasta nuestras discusiones las echo de menos.

Decir que alguien es especial en una entrada como ésta, es muy típico, pero con ella no y es que todos los que la conocen lo saben, mi hermana no es alguien normal, es completamente diferente, realmente especial. Si la miras a primera vista te parecerá muy guapa, porque lo es, muy elegante, porque también, pero lo más importante será alguien a quien quieras conocer porque desaprovechar la oportunidad de conocerla sería un gran error.

Mi hermana es una clara muestra de que detrás de una cara bonita hay mucho más. Es tan inteligente que ver sus notas puede parecerte aburrido porque tantos sobresalientes juntos, llegan a cansar, pero lo mejor de todo es que ella no estudia para aprobar sino para aprender, le encanta saber, descubrir cosas nuevas, vivir experiencias y aprender de ellas. Porque en sus pocos años ha aprendido piano, tenis, inglés, informática, francés, ukelele y hasta fue a un curso de ¡chino! porque decía que era el idioma del futuro. Porque nunca la verás presumir de su inteligencia sino más bien al contrario, es más sé lo que le molestará que esto lo esté contando, pero fue capaz de falsificar sus notas y bajárselas sólo para ver cómo reaccionábamos, de matricularse en el Bachillerato Internacional para aprender mucho más, y porque es la única capaz de decir que ella sólo estudiaría Medicina para curarse a sí misma porque trabajando en un hospital lo pasaría muy mal,por eso a día de hoy se decanta por la ingeniería aunque yo siga insistiendo en que nos vendría muy bien una médico como ella, que los buenos médicos nunca sobran.

Porque dice que le encanta cocinar pero luego odia ponerse a limpiar, porque adora el deporte y jamás entenderá mi rechazo total, porque le gusta tanto la fiesta que es capaz de agotarme hasta el punto de tener que retirarme mientras ella sigue montada en un par de tacones de altura infernal. Porque le encanta comprar por internet productos de lo más variopintos, creer que ha encontrado las ofertas del siglo y buscar regalos tan originales que tarda más de un mes en comprarlos.

Porque nunca me llama hasta que la llamo yo y porque es capaz de aguantar una llamada de más de una hora en la que soy el único que habla, en la que le cuento mil millones de tonterías y le pido consejo sin parar porque sé que si me lo dice ella no se va a equivocar y es que, si tiene que darme la razón, me la dará pero si me la tiene que quitar, también que si algo destaca en ella es la sinceridad. Porque odia llamar la atención y son muy pocos los que la han visto llorar pero cuando llora lo hace de verdad y porque si discutes con ella, se callará, esperará a que te relajes y entonces hablará.

Porque es capaz de guardar los secretos mejor que nadie, porque nunca la he visto pelearse con algún amigo, porque todos la quieren y porque saben que amigas como ella no son fáciles de encontrar. Porque me ayudó en los momentos más duros que me tocó vivir  y porque fue la encargada de llevar a cabo una de las peticiones más difíciles que le hubiese podido pedir por el simple hecho de lograr que yo pudiese ser feliz.

Porque me ha acompañado siempre y porque quiero que lo siga haciendo, porque es la única hermana que tengo y con ella no necesito a más, porque es mi otra mitad, la que siempre estará y una de las pocas personas por las que estaría dispuesto a sacrificar mi propia felicidad por la suya, porque que ella sea feliz me hacer serlo a mí.

De nosotros dos, ella siempre ha sido la mejor, la más guapa, la más inteligente, la más simpática, la que más amigos tenía, la que todos querían, pero si digo la verdad, nunca la he envidiado porque me encanta que se haya llevado todo lo bueno y es que seguro que sabrá aprovecharlo mucho más que yo.

Sólo puedo darle las gracias por ser así, por demostrarme que existen las personas como ella, por hacerme muy feliz y por tenerla siempre conmigo y es que si algo tengo claro es que entre nosotros podrá haber cientos de kilómetros de separación pero en mi corazón y en el suyo, tendremos siempre guardado un hueco de excepción para pasar la vida juntos, ella a mi lado y yo al suyo.

Te quiero mucho, mucho, mucho.

¡Felices 18, pequeña (gran) Ana!

487193_4000443662755_2036114747_n

Ángel Ludeña.

Anuncios

3 pensamientos en “Ana.

  1. Increible que me dejes sin palabras. Pero no hacen falta porque lo que si que es increible es que me conozcas mejor que yo misma. Porque tu no eres solo el mejor hermano que se puede tener, eres mi mejor amigo, mi confidente, compañero de cine, de fiestas y de lo que surja; alguien con quien llorar, reir e incluso las dos cosas a la vez; alguien que no pasa indiferente y alguien a quien no se le puede querer más. Gracias por TODOS esos momentos y por este gran regalo.

  2. Es dificil que alguien pueda felicitar con tanta sinceridad pero yo que os conozco desde….. bueno desde siempre tengo que decir que lo has hecho por que todo lo que has dicho sobre ella es verdad, la has descrito tal como es, la he visto a traves de tus ojos, bueno mejor a traves de tus palabras, llenas de amor, amor de hermano. A veces no nos decimos todo lo que sentimos y tu hoy lo has hecho con tu hermana, no se si te has dejado algo en el tintero pero con todo lo que le has dicho desde tu corazón has dicho mucho más que solemos hacer en toda nuestra vida la gente normal como yo, sin ir más lejos, que vivimos el día a día sin darnos cuenta que sincerarnos con la gente que queremos es tan importante para nosotros como lo puede ser para el que lo escucha. Sigue así Angel por que NENE TU VALES MUCHO. FELICIDADES ANA

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: