Madrina.

388129_4053433947479_1951235675_n

Todos estamos de acuerdo en que madre no hay más que una, y lo hemos dicho hasta la saciedad pero ¿a nadie se le ha ocurrido nunca hablar de su madrina?. Pues sí, yo hoy voy a escribir de la mía, alguien de quien algún día me plantearé lanzar su biografía porque tiene una vida digna de guardarla para que siempre podamos recordarla.

Nació un 1 de Enero de un año del que no me acuerdo y del que seguro que prefiere que tampoco lo haga, dispuesta a divertirse en un mundo que nunca le queda grande. Siempre cuenta que de pequeña pasaba las tardes en aquella discoteca llamada Olimpia, cómo volvía en la furgoneta de un vecino carnicero aunque fuese de punta en blanco y lo que le gustaba estar con los mayores dónde se integraba cómo una más. Ya por entonces era una adelantada a su tiempo, ahora lo sigue siendo.

Se casó con mi padrino, no sin antes pelear por él, que fácil no tenía el recorrido, porque él su camino parecía no encontrarlo aunque mi madrina ya se encargó de llevarlo al suyo y es que, aunque “no es celosa”, la última exnovia que intentó acercarse sigue en paradero desconocido. Es mejor no saber más.

Casi con mi edad tuvo a su primer hijo, mi primo Diego, y dos años después, a mi querida Alba. A partir de ese momento, ella empezó a ser más ella que nunca.

Si tuviese que definir a mi madrina en una sola frase diría que es una niña que ya creció y comprendió mejor que nadie que la vida es para vivirla y sobre todo para disfrutarla. Si ya la conocéis, sabéis que es imposible encontrar a alguien como ella, si no, os contaré algunas de sus características para que os vayáis haciendo una idea.

Es de esas personas que disfruta cuando ve que los demás lo hacen, que le gusta compartir lo que tiene porque sabe que es la mejor forma de ser feliz. Es la organizadora de las fiestas más espectaculares y divertidas a las que puedas ir, siendo capaz de trasladar El Rocío a su casa de Moratalla y de hacerte sentir parte del ambiente más selecto de las noches de Ibiza en su querido pueblo de la sierra murciana. Es la que siempre tiene ganas de fiesta, la que pisa las discotecas que haga falta hasta que echen el cierre, la que monta en diez minutos una verbena en su propia casa y la que consigue estar en pie y dándolo todo cuando los demás no somos capaces ni de abrir el ojo.

La que desde que mi primo era pequeño conoció a prácticamente todas sus novias y a las madres de éstas, consiguiendo, no sólo llevarse bien con ellas, sino además encontrar buenas amigas porque, aunque las relaciones no duraran más que un asalto, ella ya se las quedaba como compañeras de aventuras. La que en pleno verano le dice a mi padrino: “Diego, saca el barco”, acaba con las existencias del bar del Club Naútico, y cuando está todo preparado, nos dice: “Montad, que nos vamos”. Para irnos hay prisa aunque para volver no haya tanta que nos vamos empezando el día y volvemos acabando la noche, porque como siempre dice con una pamela puesta más grande que ella, a esas horas “el agua está espectacular”.

Gracias a mi madrina nos hemos recorrido medio mundo que cuando se trata de planear un viaje consigue movilizarnos a todos hasta tal punto que Alfredo, el gerente de la Agencia llegó a darle su teléfono personal para cuando le diese por viajar. Ella es la que saca el lado más juvenil y fiestero de sus amigas, la que a todos nos gusta que salga de fiesta con nosotros, la que tiene secretos que guardar de una conocida sala de la capital y la que cuando entra en la discoteca se convierte en una más. Ella es a la que puedo llamar con unas horas de antelación para decirle que me voy a presentar en su casa con diez amigas un fin de semana, la que cuando llegamos está todo listo, la que nos da de comer y por supuesto de beber, que la cerveza y el ron no pueden faltar, y la que siempre tiene el jacuzzi de la terraza, que tanto ha oído, a punto para que todos nos podamos bañar. Sin olvidarnos eso sí, del hilo musical que en su casa nunca falta la música.

Es la reina de las redes sociales, la que convertía sus estados en los más comentados cuando nadie sabía qué era el Facebook, la que se hizo Tuenti cuando los demás no lo conocían, la que ha aprendido a usar el Twitter en un tiempo récord y la que maneja el iPhone como nadie más. Ella es la que le puedes escribir o llamar para contarle lo que sea porque sabes que no te va a atacar que en eso de comprender, no es fácil de encontrar a alguien que lo haga mejor que ella.

Mi madrina es la que me ayudaba a hacer manualidades en aquel maldito hospital, la que estaba en el jacuzzi conmigo y con los demás aquella noche de Agosto tan genial, la que logró que le regalaran un coche sólo con no volverla a escuchar, la que se convierte en amiga del primero que pase que en eso de la amistad le encanta sumar. Mi madrina es la que se pasa horas y horas hablando por teléfono con mi madre, la que se distancia de sus mejores amigas para luego volverlas a recuperar, la que reina en su grupo de Whatsapp, la que discute con sus hijos cómo una hija más y la que hace que sus fiestas se conviertan en todo un acontecimiento social.

A mi madrina todos la queremos porque ella quiere a todo el mundo, porque sabes que nunca te va a fallar, que si la buscas para divertirte no faltará pero si la necesitas de verdad también estará, la que tiene defectos pero sabe taparlos con todas sus virtudes y a la que siempre admiraré por vivir cómo siempre he creído que se debe vivir, viviendo de verdad.

“Si en el mundo hubiese más gente cómo ella, la vida sería una continua fiesta”

¡Hazte fan en Facebook o sígueme en Twitter!

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: