Todas las canciones hablaban de ti.

DSC_3034

Estoy conociendo a alguien, esa es la frase que estuve utilizando no sé cuántos días para referirme a ti. Podría decir a todos tu nombre y tus apellidos, tu número de teléfono y tu dirección pero no lo necesito para escribir sobre ti.

Apareciste en el mismo momento en el que decidí que no necesitaba a nadie para ser feliz. Podría decirte que desde el principio supe lo que algún día serías para mí pero no, en realidad siempre creí que no pasarías de ser alguien de quien hablar entre copas de más. Los que me querían siempre decían que entre nosotros había algo diferente, que tú por mí sentías más que una simple amistad y que yo dejaría de contarte mis problemas y vería que tú podías ser la solución.

Fuiste despacio pero nunca perdiendo el ritmo, siempre estuviste ahí, ya fuese para acabar el trabajo más inacabable o para convertir los retos imposibles en completamente alcanzables. Me has hecho descubrir que las historias no necesitan malos y buenos, guerras de por medio y dificultades a cada paso, me has ayudado a entender que no necesito pelearme con nadie para estar contigo, que no hace falta que los inicios sean difíciles para que los finales sean felices, es más, me has enseñado que no todas las historias tienen por qué tener final, aunque la nuestra sí lo tenga.

No te imaginas lo raro que me ha resultado no tener miedo a que me la juegues, a que un día te fueras sin avisar, a que me cambiases por otro al que le diese por cruzarse en un camino en el que no tenía ninguna meta que alcanzar y es que contigo he descubierto que, a veces, el camino, es mucho mejor que el destino.

Has estado lo suficientemente cerca para notarte al lado y guardando la distancia exacta para dejarme un espacio que sabes que necesito, has escuchado mil cosas sobre mí y no has creído más que las que tú has visto y nunca te has enfadado porque hablase con quien sea porque has confiado en mí. No te imaginas lo importante que ha sido eso, que tanto a mi lado como a 100KM de distancia estuvieses siempre conmigo.

Me has dado todos los consejos que te he pedido sabiendo que no te haría ni caso, me has repetido un millón de veces las mismas cosas teniendo por seguro que no te estaría escuchando y sabes lo mejor, me encantaba que lo siguieses intentando.

A lo largo de mi vida he compartido ratos con cualquieras sin un lugar que ocupar, he ocupado mi tiempo en quienes me hacían desperdiciarlo y he peleado por recuperar un pasado que en realidad nunca había necesitado. Contigo no he buscado un hueco porque siempre lo has tenido, ni tan siquiera he perdido el tiempo porque tú no lo malgastas, lo exprimes, y lo mejor de todo, no eras una necesidad, sino alguien con quien quería estar de verdad olvidando el pasado y viviendo el presente. Hace un tiempo te dije que siempre había pensado que las historias bonitas nunca se cuentan por el final, por eso ésta la dejaré aquí, sé feliz y piensa en ti que te lo mereces por haber sido uno de los principales motivos por los que me pasaba los días sonriendo. Ahora también lo haré y aunque no estés aquí para verlo, lo seguiré haciendo.

Durante algún tiempo no creías que yo por ti también sentía por eso quiero decirte el momento en el que supe que ibas a ser alguien de quien escribiría, fue ese día en el que me di cuenta por fin de que todas las canciones hablaban de ti.

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: