Volveré contigo, prometido.

la foto

Todavía sigo a tu lado y ya sé lo que te voy a echar de menos. Supongo que es lo que tiene quererte de más, que cualquier de menos es jodido de asumir si se refiere a ti.

Te miro y sonrío porque tú también lo haces, siempre tan contento, tan auténtico, tan tú, tanto que aun sabiendo que me voy sin ti, no te has enfadado, ni tan siquiera has intentado convencerme de que me quede. Llevamos tanto juntos que alejarnos va a ser complicado pero es lo que ahora necesito, separarme para recordarme por qué te quiero tanto, aunque en realidad nunca lo haya olvidado.

Te quiero porque me quisiste desde el primer día y porque sin conocerme me diste una oportunidad de las de verdad, una de tantas. Te quiero por acompañarme más noches que nadie en una cama que se enfadará al saber que estos días no estarás. Te quiero por no juzgarme, por quererme con algunos de mis aciertos y con todos, absolutamente todos mis fallos. Te quiero por haberme hecho más yo de lo que jamás habría sido, por dejarme disfrutar con quien quiera, por permitir que me fuera de tu lado con una sonrisa y volviese sólo con llantos y por poner tu hombro más veces de las que habría merecido. Te quiero por sacarme a bailar, beber, reír y por darme motivos y más motivos para ser feliz.

Te quiero porque nuestra relación tendrá altos y bajos pero tú siempre estás junto a mí, dejando claro que si yo salto, tú me cogerás, y, ¿sabes?, caer sabiendo que me levantarás hace más leve cada una de las caídas. Guardas mis mejores historias y olvidas mis peores momentos. Eres el responsable de la banda sonora de mi vida y me has puesto tanta música que creo que ya la asocio a ti. Me demuestras siempre que después de la tormenta el sol sigue saliendo y he  creído que sale porque tú lo sacas para mí.

Durante los últimos tiempos he estado raro contigo, me iba sin mucha explicación y volvía sin ilusión. No eres tú, soy yo. Estoy cansado de pasear con rumbo fijo, de vivir con horarios, de centrarme en obligaciones y no tener ni tiempo para olvidar los daños. La verdad, son ya muchos años.

Lo he pagado contigo, te he culpado de mis problemas y he repetido hasta la saciedad que quería alejarme de ti aunque esta vez me voy contento, porque sé que no te vas a ir, que me vas a esperar y que ves más allá de un agobio repentino de alguien a quien le enseñaste que en la vida hay más de un camino.

No te puedo llevar conmigo porque tu sitio está aquí y tienes que seguir haciendo a tanta gente feliz, al menos, tanto como me lo haces a mí. Eso sí, quedan advertidos de que lo mío contigo no se lo van a cargar, que si lo intentan tendrán que vérselas con alguien a quien le han robado al amor de su vida. Siempre has sido mi gran amor, te lo dije cuando volví contigo y te lo vuelvo a repetir, hace mucho que no quiero imaginar mi vida sin ti porque he descubierto que es mejor contigo. Tienes un mes para pasarlo bien, para desconectar de mis tonterías y de tantas y tantas habladurías. Yo también lo pasaré bien, me dejaré llevar e intentaré disfrutar, es más, lo haré al lado de los que más quiero, que ya me toca volver a estar con ellos.

¡Ay Madrid, Madrid! ¿Qué voy a hacer tantos días sin ti? Seré feliz y es que no hay nada mejor que irse sabiendo que me vas a esperar, quédate con esto y no te olvides de que en Septiembre volveré contigo, prometido.

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: