Dicen que entonces es amor.

1459760_10202126422635328_2096647411_n

Cuando le pides al tiempo que pare y congele los momentos que estáis juntos para poder repetirlos tantas veces como os haga falta. Cuando te miras al espejo por las mañanas y no sabes por qué sonríes, pero te encanta. Cuando cada vez que suena el móvil, el estómago te encoge un poquito porque quieres que sea quien siempre es.

Cuando tus amigos te dicen que no escuchas a nadie porque sólo escuchas a quien te lo dice todo, sin decir nada. Cuando haces planes de futuro sin saber qué pasara mañana porque te lo jugarías a la carta donde pone juntos. Cuando las historias del pasado te dejan de interesar porque no tienes tiempo de pensar en nadie más. Cuando en mitad de una tormenta de verano te parece bonitos  los truenos y los rayos.

Cuando te levantas cada mañana sabiendo que merece la pena. Cuando no necesitas que nadie te lo diga para saber que si estáis al lado siempre hay que intentarlo. Cuando los intentos se convierten en logros y si no, en las mejores experiencias. Cuando todos te dicen que no atiendes a razones porque tú ya tienes las tuyas o, mejor dicho, las vuestras. Cuando te acuestas cada noche con la sensación de tener las cosas bien hechas. Cuando un viaje a dos manzanas te parece más maravilloso que recorrer el mundo en caravana. Cuando parece que la música suena en los momentos más determinados para que así tengáis vuestra propia banda sonora. Cuando lo mejor de separaros es volver a reencontraros.

Cuando suena el telefonillo y decides bajar a abrir porque no quieres perderte esa sensación de que este ahí, en tu puerta, por ti. Cuando crees que enamorarse es convertirse en mejor persona. Cuando las distancias pesan pero se compensan con una llamada por Skype y dos mensajes de buenos días. Cuando dormir te parece una pérdida de tiempo porque queréis estar juntos siempre, en todo momento. Cuando te gustaría que todos los días fueran viernes pero haces de los lunes los mejores del calendario si os cruzáis las miradas un sólo segundo. Cuando quieres contarles a todos lo bien que estáis porque sabes que la felicidad compartida siempre es mucho más. Cuando conviertes sus defectos en las mejores virtudes sólo porque son suyos. Cuando te sientes mejor compartiendo un trozo de pizza en el italiano de la esquina que en la fiesta que todos quieren celebrar. Cuando las fotos en las que salís los dos te parecen las más bonitas de toda la historia tan sólo porque estáis juntos.

Cuando sabes que te quiere por cómo eres y eso hace que le quieras más. Cuando notas que esos besos son más de verdad que todos lo que hubieron hasta entonces. Cuando ves que se puede querer sin pelear, que las historias bonitas no tienen que tener un final, que si se quiere, siempre se puede y que en mitad de la lluvia si estáis los dos, también hace sol. Dicen que entonces es amor.

Ángel Ludeña. 

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: