Piernas largas a destiempo.

adestiempo

Y que hace mucho tiempo que el asfalto de aquella calle no tiene historias por callar, ni excusas que inventar. Que invertir en cerveza, garantiza felicidad a corto plazo. Y que a la larga no queda nada, ni nadie, a quien no le digas que se quede. Que quiero bailar hasta gastarme entre canciones y grandes éxitos que todos recuerdan. Que quiero saltar tan alto que no haya quien me coja. Que quiero dejarme pillar en mitad de una carrera de fondo. Y que quiero beberme las historias y quedarme con buen sabor de boca. Que las vidas que no son locas, no merecen ser recordadas. Que en Madrid llega el frío y, en cambio, hace buen tiempo.

Que este verano no se va porque nadie quiere dejarlo escapar. Y que todas las canciones que hacían de un día mejorable, algo superior, van a sonar en invierno. Que el secreto de la felicidad está en pensar que lo eres. Lo demás es secundario y no hay tercer grado a quien de verdad cree que para ser feliz basta con empezar a intentarlo. Que Madrid es más bonito en las alturas. Donde tocar el cielo ya no es una forma de hablar. Que ya no pido deseos porque se cumplen siempre y vienen solos. Y que la vida, mejor bien rodeado. Las dudas se escapan entre el asfalto y acaban con cuatro pies pisando a ras del suelo. Que no hay vidas mejores que las que se viven a medio entre tener lo que necesitas y luchar por lo que quieres.  Que no se como acertar entre tantos fallos, y que nadie se equivoca tanto como quien lo intenta siempre, a todas horas y a grandes ratos.

Que quiero que se me haga tarde siempre como única forma de llegar a tiempo. Y que no hace falta que falte nadie cuando podemos estar todos. Y que, a veces, de repente, las cosas van bien. Y llegan esos proyectos por los que nadie apostó y ganan partidas que ni el más valiente se atrevía jugar, saltando por encima de la media, venciendo a rivales a golpe de risa y haciéndose hueco donde no habia cojones de poner una silla. Yo no sé de retos que no se ganan, y que perder siempre que pierdan otros. Y que no hay historia que no haga mella en quien la vive siempre entre copazos. Que la suerte es de los valientes, que yo cobarde nunca he sido. Que vamos a guardárnosla para cuando toque. Y que a nadie le dejan ganar sin apuntarse antes a una carrera. Que no quiero llegar a la meta sin vivir antes las etapas.

Que quien corre mucho, se cansa antes.  Que quiero ser feliz en otoño, casi tanto como lo somos todos en verano. Y que quiero fotos a todas horas, en todos los lugares y con toda seguridad. Que las sonrisas no se gastan, por mucho que se intente. Y que a estas alturas, dejemos de escuchar al viento, que vamos con piernas largas a destiempo.

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: