Frases sin terminar.

img_2184

Cuando los por si acaso se llenan de por qués que, de repente, tienen explicación. Como si de un cuento se tratara, cuando los malos dejan de serlo pero al final y los protas lo son desde el principio. Y por principios no puedes dar por acabado nada donde no ponga fin. Por eso lo de pasear sin rumbo fijo pero midiendo cada paso. Que de tropiezos ya te da la vida y que, esta vez, vivan los amigos de levantarse. Que ya está el cupo de caídas completo por, al menos, una larga temporada.

Que no hay nada como que salga el sol en mitad de un día que pinta oscuro, donde la lluvia rompe contra el cristal y se pregunta a qué esperan los que se pasan esperando. Y que pase lo que pase, siempre habrá dos amigas para tirarse a las calles. Y beber hasta vencer a quienes dicen saberlo todo, sin tener ni puta idea. Y que puta parece la vida para quien no ve más allá de dos ojos que dicen lo que no quieren decir y no piensan lo que deben pensar.

Que me encanta la gente incorrecta de forma y fondo. Los que se tiran de lo alto de un edificio para aprender a volar a golpes. Los que beben para olvidar que para beber no hace falta ningún motivo. Que sobran los motivos para aceptar cualquier propuesta que empiece por un “y si…” y acabe con un ” y por qué no”. Que nunca se acaban las canciones por bailar, las fiestas a las que ir, los cigarros por fumar y las historias para contar. Y que nunca se acaben los que creen que nada es imposible porque siempre lo consiguen.

Que cuando todo va bien no hace falta que nadie diga nada. Y guardar silencio y culpar a la vida de lo que te ocurre por no saber mirar más allá de lo que se dice, de lo que se piensa, de lo que se cree. Que la buena gente, es la gente de verdad. Que la buena gente, es la gente de escuchar. La que se deja llevar sin que nadie la coja. Que nadie que te quiera mucho, te quiere mal. Y que de querer bien, sabemos todos, si queremos. Cuando queremos y como queremos.

Y que puestos a hablar de ser feliz, mejor intentarlo siempre como nunca. Que nunca sabe mal, una cerveza a tiempo. Que no hay escapatoria cuando quieres que te cojan. Que no hay más que saber lo que ya sabes para que necesites que te lo repitan. Que lo raro es mejor que lo diferente y que, al fin y al cabo, se trata de ser especial siempre.

Que las cosas importantes son las que no se dicen pero se saben y que la vida no es más que una sucesión de buenos momentos con sobresaltos accidentados que quedan en intento de susto y que a estas alturas no sabes si es mejor decir o callar y es que yo ya he descubierto que las verdades más verdades siempre son frases sin terminar.

Ángel Ludeña.

Anuncios

Dime lo que quieras, pero dime algo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: